" Ide por todo o mundo e pregai o evangelho
          Marcos 16:15
Jesuseapalavra.com
Copyright©Todos os Direitos Reservados 2007-2018 Jesuseapalavra.com
Marcos 16:15
EL SÁBADO COMO EL SELLO

Como hemos visto, el sábado ha sido una señal del verdadero pueblo de Dios a lo largo de la historia, que comenzó con Adán y Eva y siguió durante la época de Israel. También lo vemos perpetuado en la iglesia del Nuevo Testamento con la costumbre de Jesús y los apóstoles, y como una señal distintiva del pueblo de Dios de los últimos días que guarda “los mandamientos de Dios y la fe de Jesús” (Apoc. 14:12 ( CB ) ).

¿Por qué es tan importante el sábado, y qué significado especial tiene para los cristianos? Éxo. 20:8-11 ( CB ) ; Heb. 4:9, 10 ( CB ) .

El sábado se encuentra en el corazón de los Diez Mandamientos. Fue dado por el Creador como una señal o un sello de su autoridad. Lo identifica por su nombre: “Jehová tu Dios”. Identifica el reino sobre el que tiene jurisdicción: “los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay”. También identifica el fundamento de su autoridad: “Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra [...] y reposó en el séptimo día”.
El Nuevo Testamento indica que Jesús es a través de quien Dios hizo todas las cosas (Juan 1:1-3; Col. 1:16; Heb. 1:1, 2). Es Jesús quien creó nuestro mundo en seis días y descansó en el séptimo día. Por lo tanto, es muy significativo que cuando Jesús pendía de la cruz ese viernes de tarde, clamara: “Consumado es” (Juan 19:30). Así como descansó el sábado después de terminar su obra de la Creación, así también Jesús descansó en la tumba durante el sábado después de terminar su obra sacrificial al morir en nuestro lugar por nuestra redención. Por lo tanto, el sábado recibió una bendición doble, primero en la Creación y luego en la Cruz. Por eso, según el libro de Hebreos, al descansar en sábado, el cristiano muestra que “también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas” (Heb. 4:10). El sábado es un símbolo perfecto del hecho de que no podemos salvarnos a nosotros mismos, que de principio a fin es la obra de Cristo, que se hace posible mediante la fe (comparar con Heb. 12:2).

Si el sábado simboliza reposar de nuestras obras, ¿qué representa la observancia del domingo y cómo encaja esto con el carácter esencial de Babilonia?
Jueves
Lección de Escuela Sabática